¿Ustedes qué harían? Cinco respuestas a presidencia

Hasta la pregunta es necia, diría la sabiduría colectiva. Es verdad que de no hacer un nuevo gasolinazo se habrían tenido que incrementar los impuestos. Es cierto que el subsidio a la gasolina le cuesta millones al erario. No hay duda que el gobierno se tendría que endeudar más si se mantenían los precios de antaño a los combustibles. Pero presidencia miente al decir que era una medida necesaria. Engaña, como es costumbre, al decir que su prioridad es la estabilidad económica: el gasolinazo es consecuencia de una acumulación de errores en la administración, no de factores externos.

Es verdad, el precio del petróleo ha incrementado en los últimos años, pero es víctima de una obcecación intelectual quien no distinga el verdadero origen el exorbitante precio, una realidad lastimosa pero cierta en el país, el peso se ha devaluado en este sexenio y el país importa más gasolina de la que produce. La combinación, todos la sabemos, compra en dólares de los recursos que necesitamos.

¿Ustedes qué harían? Excusa el presidente, como quien no imagina cómo defender lo indefendible, aquí hay cinco respuestas, no propias, sino de la sociedad que vive la realidad de la economía en México.

Primero, el gobierno no ve más lejos de un sexenio atrás o adelante. Afirma que primero hizo recortes en el presupuesto para luego tomar la medida. Falso. El dispendio ha sido la característica de este gobierno. En tan sólo cuatro años la deuda externa se duplicó. Por otra parte el gasto en comunicación social supera al presupuesto de múltiples programas, y eso es el registrado ¿dónde estará el extraoficial? Eso o tenemos muchos periodistas con muy buena voluntad y buenos deseos hacia el gobierno. Saque sus conclusiones.

Es cierto, el gobierno no recibirá ni un peso más de impuestos a la gasolina del que recibía, hasta recaudará menos, pero el impuesto es altísimo. Si se cobra casi la mitad del valor total de un producto sólo de impuestos algo va muy mal. Pese que la recaudación es menor el impuesto es altísimo, los mismos industriales del país lo saben, un IEPS de la mitad de éste se traduciría en un costo sensato para la gasolina.

El salario mínimo es ínfimo en el país. La inflación del 3% está en sus sueños e inversiones, pues la canasta básica ha incrementado su costo hasta en 30%. Los demás productos en mayor o menor medida se han encarecido pero hablamos de lo esencial para vivir. Los salarios en general en el país muestran una increíble desigualdad laboral e injusticia. El incremento a los salarios mínimos y a los salarios en general no significa despilfarro en el pueblo, representa más poder adquisitivo para ¡mover a la economía! La gente busca ganar más para comprar, invertir, emprender, no para sobrevivir.

La gasolina en el país es la más cara del mundo porque se conjugan los impuestos y el salario en verdad, mínimo. El presidente dice que no es rentable hacer nuevas refinerías. Es el colmo del absurdo. Países desarrollados las realizan, sean petroleros o no, México cuenta con refinerías para abastecer Magna hasta en 50%, Premium debe importarla. Hay dinero y capacidad humana, no hay tecnología pero hay recursos para su importación, ya hay refinerías en el país, lo que no es viable es la necedad para no fortalecer Pemex con nueva infraestructura.

Por último, el sindicalismo parasitario. Todos lo saben. El gobierno mantiene sindicatos militantes como el de la educación, la CFE y por supuesto Pemex. No hay que ser muy listo para saber de dónde vienen las tomas clandestinas a los ductos de Pemex. Este robo representa millones de pesos diarios en pérdidas. Un ordenamiento tanto del sindicato como de las instituciones de los sindicatos mencionados representarían al país un mayor ahorro que el 10% menos del salario de los altos funcionarios. Pero estos sindicatos son el brazo duro el PRI y ellos están en el gobierno, evidentemente no los limitarán, simplemente ignoran el saqueo.

Un extra que, repito, viene de la sabiduría de la sociedad, desde el sector industrial, transportista, trabajador hasta el intelectual es que los saqueos a los estados son factor en esta decisión. El PAN recibió estados en banca rota cuyo dinero público fue al partido en el poder. Invariablemente los contribuyentes pagaremos los boquetes financieros que dejaron los gobiernos priistas y ¿de dónde va a salir ese dinero? De dónde creen.

Así ¿ustedes qué harían? No habrá marcha atrás en el gasolinazo. La respuesta a la pregunta del presidente está en las urnas, ni más ni menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s