Vienen más aumentos

En su comparecencia ante la Comisión Permanente del Congreso, los funcionarios relacionados con el gasolinazo no se comprometieron a responder sobre el calendario de la liberalización de las gasolinas. En especial, el secretario de Hacienda José Antonio Meade repitió lo que desde el gobierno es la línea oficial: el aumento viene del exterior, sin embargo, la mala administración de los recursos públicos son el principal factor de este incremento que en febrero será mayor.

El precio de la gasolina cambiará el 4, 11 y 18 de febrero en detrimento de los mexicanos. Pese a que ninguno de los citados hizo referencia, es un hecho que las gasolinas van a aumentar su precio y con ello la inflación incrementará. No es un secreto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de los cuales México no es miembro pero sigue sus políticas acordaron recientemente disminuir su producción diaria del crudo con la finalidad de incrementar el valor internacional del petróleo. México se sumó a esta iniciativa con lo cual en este y los próximos años se espera un incremento en el precio del combustible.

En el pasado, el barril llegó a alcanzar hasta los 100 dólares, lo cual era benéfico para el país pues el Estado vendía el crudo y administraba los recursos, había más producción por lo que no había la necesidad de importar tanta gasolina como ahora. Con la reforma energética, que el precio internacional aumente afectará a los mexicanos, pues ahora son particulares quienes incrementarán sus ganancias con el aumento del valor del petróleo, no el Estado mexicano y el argumento del gobierno es que ahora se podrá elegir dónde se compra la gasolina, sí ahora va a elegir dónde comprarlo más caro.

El gasolinazo responde a un movimiento político más que económico, la misma Comisión Federal de Competencia Económica debía fijar y vigilar las condiciones para la apertura de un mercado gasolinero, pero decidieron adelantar los incrementos dos años con miras hacia las elecciones de 2018, apuestan por la desmemoria, ya que si incrementaban los precios de las gasolinas hubiera sido un golpe político muy grande para el candidato del PRI en las elecciones presidenciales.

Apuestan a que incluso estos incrementos no alcancen la campaña a la gubernatura del Estado de México, por ejemplo. Por ello vienen más incrementos pero el partido en el poder confía en que los mexicanos lo olviden o se acostumbren antes de 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s