¿Se generaliza la violencia?

Las operaciones militares en residencias de la población civil sólo significan una cosa: situación de emergencia. Hasta el momento se tenía en la opinión pública que la Ciudad de México estaba exenta de la operación criminal, el tráfico de drogas y la violencia, pero la realidad de las cifras es alarmante, después del Estado de México la capital encabeza las listas de robos y asaltos con violencia y ataques contra las mujeres.

Es ampliamente conocido que los narcotraficantes utilizan como centro de operaciones y lavado de dinero ciudades como Cuernavaca, Huixquilican o la Ciudad de México, la intervención del ejército es debido a que el poder destructivo del narco es comparable al de un grupo guerrillero, quizá mayor. El operativo en Tláhuac reveló una verdad que no quieren ver muchos habitantes de la capital, uno que los narcotraficantes operan en la ciudad (es también conocido que la Familia Michoacana realiza extorsiones a negocios), dos que operan con armas de alto poder, tres que cuentan con una organización basada en las comunidades y cuatro, que todo este tiempo operando al margen de la ley le da la sensación a los criminales que es el estado normal de las cosas.

Ha pasado en Puebla con los pueblos coludidos con los huachicoleros, es tan común que se realicen los delitos que cuando se intenta restablecer el estado de derecho las comunidades se enfurecen y luchan por conservar el estado actual de las cosas.

Otro aspecto que resalta el abatimiento de ocho criminales quienes dispararon con armas de uso exclusivo del ejército contra elementos de la Marina, es la generalización de la violencia, al poco tiempo cómplices del grupo criminal establecieron narcobloqueos con la misma facilidad con la que se instalan en Guerrero, Michoacán o Tamaulipas.

Ningún lugar del país escapa a la violencia ni al poder del narco, la sociedad civil tanto como la criminal se ha acostumbrado a vivir violando las leyes por la impunidad donde unos son víctimas o victimarios y las fuerzas del orden no tienen la capacidad de mantener un cabal estado de derecho. Parece el inicio de una serie de acciones contra la delincuencia en la capital que vive los mismos problemas en diferente medida del resto del país, falta de oportunidades, instituciones de seguridad débiles y corrupción en los niveles de gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s